A 93 años de la Semana Trágica. El primer ensayo revolucionario

Hermes Lorenzo

El post enviado por el amigo Kito me hizo recordar que en estos días, más exactamente el 9 de enero pasado, se cumplieron 93 años de la Semana Trágica.

La llamada Semana Trágica de enero de 1919 fue uno de los episodios más importantes de la lucha de clases en nuestro país y el primer ensayo revolucionario de la clase obrera argentina. La misma se inscribió  dentro de la oleada de luchas que abarca los años 1917-1922, y que a su vez fue parte de la oleada revolucionaria abierta con la revolución rusa. Los hitos de este ascenso de la lucha de clases son la Semana Trágica (1919), las huelgas de la Forestal (1920-1922) y las huelgas de los peones rurales de la Patagonia (1920-1922).

Hace 93 años, en un enero tan sofocante como el actual, los obreros de la metalúrgica Vasena , instalada en el barrio porteño de San Cristóbal,  se sublevaron contra la terrible explotación patronal
Por entonces, los obreros de Vasena ya llevaban un mes en huelga. Esta empresa era una de las más importantes del país, la parte principal del paquete accionario estaba en manos del capital británico que se había asociado con Pedro Vasena a principios de la segunda década de este siglo. Empleaba unas dos mil quinientas personas, entre obreros y empleados. Los huelguistas exigían la reducción de la jornada de trabajo de 11 a 8 horas, aumentos escalonados de jornales, el descanso dominical y la reposición de los delegados obreros echados por la empresa al iniciarse el conflicto.

La empresa se mantenía funcionando a pesar del paro, con un pequeño sector de obreros que no adhería a la huelga y con rompehuelgas contratados especialmente por la Asociación del Trabajo[1]. Los obreros, fuera de la planta, rodeándola, veían pasar las camionetas con los rompehuelgas, custodiados por la policía.
El 7 de enero, cuando una de las camionetas se acerca a las instalaciones, un grupo de trabajadores intenta detenerlos y junto con mujeres y niños persiguen las chatas gritando “¡carneros!”. Lanzan palos y piedras a las camionetas que no se detienen. La policía sale en su defensa y de forma inesperada inicia una descarga sobre los huelguistas y sus familias. Así lo relata al día siguiente el corresponsal del diario La Razón:
“Según la versión que hemos recogido de personas respetables del barrio, el primer hecho se produjo en la forma siguiente: cuando pasaban las chatas con el personal de Vasena, un grupo de huelguistas, poco numeroso, les gritó: ‘carneros’. Como intervinieran en su favor los vigilantes del escuadrón que custodiaba el convoy, los huelguistas los llamaron ‘cosacos’, en cuyas circunstancias los agentes hicieron fuego. Otra versión asegura que los huelguistas trataron de impedir por la fuerza el paso de los carros, llegando a hacer fuego contra sus conductores. Entonces, la policía repelió la agresión.”

Cientos de heridos graves y varios muertos son el saldo de ese primer enfrentamiento, que dura algunas horas. “Dada la confusión que reinaba en todo Puente Alsina, fue imposible establecer cuántas víctimas resultaron de los tiroteos. Los muertos permanecieron en la vía pública durante horas enteras.

El menor Juan Fiorini, de 15 años de edad, que trabajaba en una fábrica de tejidos, fue muerto de un balazo. Un agente del escuadrón mató a Toribio Barrera desde el caballo, rompiéndole la cabeza, en momentos en que huía, procurando justificar que no era trabajador de los talleres. En el hospital Rawson se asiste a 13 personas heridas, de las cuales dos son mujeres. Además, resultó herido un oficial del escuadrón de seguridad y dos guardias.”[2]

La represión contra las familias obreras en el corazón del barrio de Pompeya genera una gran indignación. “Comerciantes y personas de familia aseguran que se hacía fuego no contra los huelguistas, sino contra las casas del barrio, y contra los transeúntes. Una prueba de ello es que la mayor parte de las víctimas no pertenece al personal de los talleres Vasena. Hay mujeres y niños heridos, obreros tejedores que viven en el barrio, personas, en fin, que nada tienen que ver con el trabajo metalúrgico.Los disparos se hacían por elevación, a puro cálculo, con el consiguiente peligro para los ocupantes de las casas ubicadas cerca del sitio en que se habían parapetado los huelguistas. Como en el barrio casi todas las construcciones son de madera, no era posible adoptar precauciones contra las descargas de los bomberos pues los proyectiles de máuser atravesaban las paredes y los muebles.”[3]

La Sociedad de Resistencia Metalúrgica responde inmediatamente con la huelga en todo el gremio. Los obreros marítimos, que se hallaban en huelga previamente, realizan una asamblea donde tratan como primer punto los hechos ocurridos en los talleres, y como acción de solidaridad aprueban el boicot para la empresa Vasena. Al caer la noche, y durante el día 8 miles de obreros concurren a los locales gremiales. Se realizan asambleas y reuniones en empresas y talleres en toda la ciudad. Los trabajadores están dispuestos a salir a la huelga. La huelga general ya ha comenzado.

“La ciudad permanece silenciosa. Las fábricas cerradas. Los negocios, bajo llave, con sus persianas de metal bajas. No se ven los carros pesados, ni los carritos livianos ni los automóviles, que deben haberse escondido en alguna parte. Los tranvías corren de regreso a sus estaciones. En algunos lugares se puede oír el estrépito de las vitrinas despedazadas que se han hecho añicos. (…) por aquí y por allá pasa como flotando una improvisada manifestación con pañuelos rojos atados a bastones de mano o a ramitas recién arrancadas de los árboles callejeros. Flotan en el aire estofas aisladas de cantos revolucionarios de lemas gritados a viva voz en la ardiente tarde de enero”[4]

El día 9 de enero el diario La Razón titula: “LA CIUDAD BAJO EL IMPERIO DE LA HUELGA GENERAL”. Durante la mañana se voltean tranvías y se tiran abajo los cables de electricidad. Piquetes obreros recorren talleres y comercios. Si alguno dudaba, termina adhiriendo a la huelga. El comercio se paraliza. Se multiplican actos espontáneos en diferentes barrios y en  la zona de Avellaneda.
“El paro general había logrado una magnitud extraordinaria. Si bien no existen datos precisos sobre porcentaje de huelguistas en relación a la población ocupada en la industria, el comercio y los servicios, los documentos de la época permiten afirmar que casi la totalidad de los obreros de la Capital se plegaron al paro y que la cifra de empleados privados fue también muy elevada. Toda la prensa recalcaba este hecho en sus columnas del día 10”[5]

Distintos  integrantes de la patronal organizados en la Asociación del Trabajo, se ofrecen para mediar en el conflicto. Con este objetivo se presentan en las instalaciones de Vasena donde se reúnen con miembros del directorio y de la FORA IX. Pero ya no podrán salir, porque miles de obreros se suman a las barricadas en los alrededores de la planta. En los techos y puertas del local se ubican matones a sueldo de los capitalistas, armados con fusiles Máuser. La tensión va en aumento.

Pasadas las 2 de la tarde el cortejo fúnebre inicia su marcha hacia el Cementerio de la Chacarita. Informando sobre el sepelio de las víctimas La Razón señala: “El perímetro comprendido entre las calles Boedo, Cochabamba, Entre Ríos y Rivadavia, desde horas antes del paso del cortejo, denotaba en su aspecto, en las muchedumbres que se formaban en las aceras, en los balcones, en las azoteas, puertas y ventanas, a pesar del calor sofocante, un estado de sobreexitación pocas veces visto en tan extenso y populoso barrio metropolitano.”[6]

Una multitud se va sumando al cortejo, encabezado por un grupo de autodefensa con cien obreros armados con revólveres y carabinas.[7] Según relatan los corresponsales de La Vanguardia, al pasar por las cercanías de los talleres Vasena, la columna fue atacada a tiros. A continuación “Estos atropellos obligaron a los huelguistas a usar la violencia. Conseguidos algunos tambores de nafta, atacaron el establecimiento por la calle Cochabamba. Una descarga dejó tendidos dos muertos y numerosos heridos, pero los huelguistas consiguieron su objetivo. Después de volcar la nafta, le prendieron fuego, así como a los depósitos de forrajes. El incendio amenazaba adquirir grandes proporciones, pero fue contenido por los bomberos.”[8]

Cuando la numerosa columna se encuentra sobre calle Corrientes, llegando a la esquina de Yatay se producen nuevos disturbios. Un grupo se había adelantado e ingresado a la Iglesia allí ubicada, armando una fogata. Al llegar los contingentes obreros más numerosos, policías y bomberos que se habían refugiado al interior de la Iglesia comienzan a disparar a la multitud, asesinando a varios de los manifestantes y dejando un tendal de heridos. Se produce un tiroteo, corridas, parte de la columna se dispersa, pero no se detiene en su camino hacia la Chacarita. En el cementerio mismo va a producirse una represión mayor.

Frente a los talleres Vasena, al mismo tiempo, se mantenía expectante una gran concentración obrera, que al recibir las noticias de la masacre de Chacarita estalla en furia. Los huelguistas empiezan a disparar sobre los sitiados y se desata un tiroteo. La policía  se ve claramente desbordada, y pasadas las 19 hs interviene el ejército para desalojar a los huelguistas. Ese día Yrigoyen había nombrado al general Dellepiane, comandante militar de la Capital Federal, poniendo bajo sus órdenes el conjunto de las fuerzas represivas.
La violencia se extiende a varios puntos de la ciudad y continúa durante la noche del 9 al 10 de enero. Pequeñas batallas se suceden en las esquinas, especialmente en el barrio de La Boca, donde grupos de obreros atacan patrullas policiales.

La prensa informa unos 25 muertos cerca de las instalaciones de Vasena, y otros en incidentes durante la noche en otros puntos de la ciudad, en noticias como ésta: “CHOQUE ENTRE UNA PATRULLA Y UN GRUPO DE OBREROS RUSOS”. Según versiones recogidas en el Ministerio de Guerra, del choque resultaron 5 muertos y un herido, todos ellos del grupo de obreros.
Esa misma noche se reúne nuevamente el consejo de la FORA sindicalista (IX Congreso) con la participación de 36 organizaciones gremiales de la Capital. Esta es una reunión muy importante, ya que la FORA IX es mayoritaria en el movimiento obrero de la Capital y está en curso la huelga general. Pero, el Consejo Federal presenta a las delegaciones gremiales las bases sobre las cuales considera se puede dar fin a la huelga general. Estas serían la solución del conflicto de los metalúrgicos en la empresa Vasena, y la libertad de todos los presos por cuestiones obreras, que hayan sido detenidos durante los últimos días.

Esta postura da lugar a un importante debate,  los delegados de la Federación Obrera Ferrocarrilera plantean necesario incorporar al pliego de reclamos las reivindicaciones de su gremio; readmisión de los cesantes con motivo de las huelgas ferroviarias recientes, cumplimiento del reglamento de trabajo, sanción de la ley de jubilaciones y reglamento de trabajo, y compromiso de las empresas de no tomar represalias contra los obreros que participan del movimiento. Los delegados de los obreros del calzado se suman a la iniciativa, planteando otros reclamos para sumar a un pliego unitario de la huelga general: la reincorporación de los municipales telegrafistas y empleados postales despedidos a raíz de sus respectivas huelgas fracasadas, la jornada legal de 8 horas, derogación de las leyes social y de residencia, abaratamiento de la vida.

El Consejo Federal de la FORA IX busca limitar la huelga a objetivos parciales como el triunfo de los obreros de Vasena y la libertad de los presos recientes, negándose a extender el pliego de reclamos al conjunto de los trabajadores, que ya estaban llevando adelante la huelga general. Incorporar el reclamo de las 8 horas, la reincorporación de todos los despedidos en huelgas anteriores, y planteos más amplios como el abaratamiento de la vida podría haberle dado una mayor dirección y fuerza a la huelga general en curso. Pero este no era el objetivo de la FORA IX, que por el contrario está interesada en llegar a una rápida resolución.

Por su parte, los anarquistas de la FORA Vº Congreso desplegaron una enorme combatividad. Sin embargo, su llamado a la huelga general revolucionaria carecía de una orientación concreta contra el gobierno o el poder establecido. Tampoco levantaron una política para unir a todos los sectores obreros en lucha, ni a la clase trabajadora con el pueblo pobre en organizaciones comunes.
La radicalización obrera, al carecer de una dirección capaz de levantar una política a la altura de las circunstancias, arrojó que los hechos fueran desarrollándose de manera caótica, sin ideas ni objetivos claros. Se necesitaba un partido revolucionario experimentado y con autoridad, que orientara la huelga general contra el poder político e impulsara organismos de autodeterminación de las masas. Una política hacia los sindicatos para que éstos impulsaran la creación de organismos más amplios (como los soviets o consejos obreros), única forma de agrupar a todos los sectores en lucha y preparar la autodefensa generalizada. La espontaneidad de las masas no alcanzó a crearlos, pero lo cierto es que existía una tendencia a la unificación que incluía también a los sectores medios empobrecidos.

A su vez, los grandes gremios enrolados en la FORA IX Congreso, cumplirán un rol auxiliar del Estado burgués y así los sindicalistas terminaron traicionando una de las más grandes gestas de la clase obrera argentina.
_____________________

[1] La Asociación del trabajo era una organización capitalista que se encargaba de contratar rompehuelgas y llevarlos a las fábricas cuando los trabajadores estaban en lucha. La Asociación estaba integrada por la Bolsa de Comercio, Sociedad Rural Argentina, Centro de exportadores de cereales, Centro de importadores y anexos, Centro de Navegación Transatlántica, Centro de Cabotaje Argentino, Compañías Importadoras de carbón, Cámara Gremial de Molineros, Centro de Propietarios de Carros, Centro de Barranqueros y Frutos del País, Cámara Gremial de Cereales, compañías de los ferrocarriles Central Argentino, del Sud, del Oeste, del Pacífico, y otros gremios patronales. Su presidente, Pedro Christophersen, presidente de la bolsa de Comercio, y su impulsor principal Joaquín Anchorena, a su vez figura central de la Sociedad Rural.
[2] La Razón, 7 enero de 1919, 5ta Edición
[3] La Razón, 8 enero de 1919, 4ta Edición
[4] Pinie Wald, Pesadilla, Una novela de la semana trágica, Ameghino Editora, 1998, Buenos Aires
[5] Julio Godio, La Semana Trágica de 1919, Hyspamerica Ediciones Argentina, Buenos Aires, 1985
[6] La Razón, 9 de enero de 1919, 5ta Edición
[7] Julio Godio.
[8] La Vanguardia, 10 de enero de 1919

Publicado en Historia, Homenaje | Deja un comentario

Debate con los cros del FPDS: sobre balance y nuevas tareas del movimiento estudiantil

Laura Champeau (1), Mariana Barbero (2), José Domenech (3).

Hace algunas semanas leímos el artículo de los compañeros  de la COPA “2001-2011: Continuidades y rupturas en una década del movimiento estudiantil argentino” donde desarrollan una cronología de los procesos y modificaciones del escenario estudiantil argentino de los últimos años. Nos interesaba apuntar algunas reflexiones para iniciar un debate con los compañeros alrededor del balance de las últimas experiencias de lucha y organización del movimiento estudiantil  de cara las tareas que nos esperan. El año termina con un gobierno fortalecido luego de haber sacado el 54% de votos en las últimas elecciones nacionales y sobre esta montaña de votos  ha comenzado a atacar a los trabajadores acusándolos de “extorsionadores” ante cada reclamo gremial, pretende imponer un techo a las próximas paritarias por debajo de la inflación, mantiene más de 4000 procesados por luchar con causas de verdadero espionaje como la que afecta a los trabajadores de Kraft, votó la Ley antiterrorista para endurecer la persecución y judicialización de la protesta social y preparar ajustes como el intento que vimos en estos  días en Santa Cruz…

Desde este escenario nos parece muy importante discutir como preparamos al movimiento estudiantil para enfrentar los ataques de un gobierno que ha girado decididamente a la derecha y buscará atacar a los sectores combativos. Además, nuestro país no será ajeno a las consecuencias de la crisis internacional que ya ha despertado una “primavera” de los pueblos en todo el mundo con movilizaciones y hasta procesos revolucionarios abiertos como en Egipto…Vibramos al calor de la llegada de una nueva época, donde los aires de cambio y revolución están presentes y nos sentimos responsables de poder forjar una juventud que responda a las tareas que estarán planteadas para enfrentar a los gobiernos que aplican ajustes e intentan descargar la crisis sobre el pueblo y proponer una estrategia para el cambio revolucionario de esta sociedad.

Ahora, vayamos al debate…

La Universidad como terreno de disputa.

Los compañeros en su artículo plantean  la construcción de alianzas con sectores ligados a partidos patronales con, por ejemplo, el PS en Rosario para abrir una disputa institucional al interior de la Universidad…mientras consideran el principal error en la izquierda partidaria el no dar debates ni luchas políticas e ideológicas. Coincidimos en que la universidad es un terreno de disputa, ya que es una institución estatal desde donde se forman los principales cuadros y dirigentes de la burguesía. Sin ir más lejos de allí han egresado varios ministros y funcionarios de primer orden del actual gobierno kirchnerista.

Por eso, nosotros le damos un lugar muy importante en nuestra militancia cotidiana a la batalla de ideas, al debate en las cursadas, a nuestra formación. Sino no se explica que seamos la única fuerza de la izquierda que ha desarrollado una corriente de intelectuales y artistas, como el IPS, el CEIP LT, Contraimagen. Desde ahí organizamos durante todos estos años la Cátedra Libre Karl Marx, pusimos en pie foros de debate desde los Centros como el que realizamos en Bellas Artes en el 2008, revistas de  discusión teórico políticas como la del CEFYL. Todo este trabajo hoy ha pegado un salto con el desarrollo de la Asamblea de Intelectuales en Apoyo al FIT que reúne a más de 500 intelectuales, docentes y artista, generando espacios de debate y discusión contra el resto de las grandes corrientes que hoy están en disputa en la Universidad  como Carta Abierta.

Pero para nosotros, entender la Universidad como terreno de disputa no es  ver en cuantos espacios podemos avanzar integrando un régimen universitario feudal donde una casta de profesores deciden por sobre la inmensa mayoría de estudiantes y trabajadores que tienen una representación marginal en los espacios de gobierno, participando de votaciones de Decanos o votándolos , como en Psicología de Rosario, sino más bien trasformarlo por completo. Luchamos por construir una institución que esté al servicio de las necesidades sociales, multiplicando los ejemplos como el pacto obrero-universitario realizado despues del 2001 entre la Universidad del Comahue y la fábrica Zanon bajo control obrero para lograr una producción para la comunidad de Neuquén. Para llegar a eso es necesaria la mayoría estudiantil en los órganos de gobierno, donde los estudiantes decidamos, junto con los docentes y no docentes, hacia donde ir. Un ejemplo de esto y que también podría multiplicarse es el proceso encabezado por la izquierda partidaria en el 2002 donde los estudiantes  de la carrera de Sociología de la UBA eligieron mediante su voto al dirigente trotskista Christian Castillo como director de la carrera.

Así, la disputa por transformar la universidad expresa posiciones y estrategias políticas diferentes que se han puesto de manifiesto en las últimas experiencias de lucha del movimiento estudiantil. Creemos que desde acá es necesario desprender un balance.

Los Balances, su importancia y su significado (más aun si uno es Dirección)

Los balances son algo importante para quienes nos proponemos organizar al movimiento estudiantil para las batallas por venir. Sacar las mejores lecciones de las luchas que tuvimos nos sirve para aprender y en las próximas no cometer los mismos errores…el problema esta cuando uno lucha y no saca las lecciones de lo que hizo mal, mas aun si uno se jacta de ser dirección de varias organizaciones del movimiento estudiantil como la FUBA, la FULP, la FUR, etc.

Los años de conquistas estudiantiles para los compañer@s no se cerró y las autoridades están en bondadosas entregando cosas a los estudiantes, el ABC sería un sueño hecho realidad y ahora por lo que nos quedaría pelear es por el Boleto Nacional…Esto sí que es una gran novedad, porque la nota lamentablemente se cierne a no ver los hechos, cosa grave si uno habla de balances.  El gran triunfo que significo la apertura del comedor universitario se diluye con su aumento a 4 pesos y ahora atada a los vaivenes de la ascendente inflación. El Albergue esta manejado por lo más rancio de los principales Gobernadores de la Provincia, y si bien este año en la UNLP se conquistó el Boleto Universitario, fue completamente limitado ya que está restringido a algunas líneas y cuesta igual que el boleto mínimo mientras el boleto secundario es de 10 centavos. Pero nos parece que lo central está en el balance sobre el último proceso de lucha por la democratización en la universidad, que los compañeros plantean que se cerró con la reforma de los estatutos, haciendo un balance positivo sobre pequeñas reformas que fueron la gran maniobra de las autoridades para desmontar el proceso de movilización que se nacionalizaba por cambios profundos en los sistemas de gobierno. Qué rol jugaron como dirección de la FULP entrando a discutir con las autoridades pequeñas reformas que no cambiaron cualitativamente el poder de decisión que tenemos los estudiantes y los trabajadores de la universidad  a cambio de desmovilizar a los estudiantes? Para nosotros fue un enorme error, pero para ellos se inscribe en su estrategia de transformar desde adentro la universidad…legitimando espacios de “debate” con los decanos que apoyaron la LES y se eligieron con cientos de policías y de manera fraudulenta escapando a las movilizaciones y el debate estudiantil!!!!

Ahora bien, ¿por que los compañer@s terminan llamándose al silencio o directamente truncando los hechos sobre los avances y retrocesos del movimiento estudiantil de los últimos 4 años? La respuesta es obvia, porque decirlo todo les significaría tener que hacerse cargo de lo que les corresponde como dirección de las principales Federaciones y Centros en estos años.  Esto nos lleva a discutir el crecimiento de la Izquierda Independiente en las Universidades con la conquista de varios gremios estudiantiles.

La recuperación de los Centros y Federaciones de manos de la Franja Morada no significo un cambio de 180º. Tanto la FUBA, como la FULP (como principales expresiones) no cambiaron sustancialmente la forma en que organizaban al moviendo estudiantil, hoy no son espacios llenos de participación y que nucleen en las marchas bajo su bandera a cientos de estudiantes,  o grandes espacios de organización democrática donde se reúna un sector al menos del activismo universitario. Más bien lo que más se ha desarrollado en estos años es el arte de administrar buffets y fotocopiadoras y el de la rosca interagrupacional, para armar frentes electorales  en función de ver que cargos o “espacios” sacan. Ejemplos: La Mella va con la UJS en la UBA, pero en La Plata la COPA privilegia frentes con la CEPA, en Rosario prefiere al MNR y así podemos seguir. Qué clase de acuerdo político sustancial  puede haber entre corrientes que van desde el maoismo, pasando por el trotskismo, llegando al literal reformismo-binnerismo, nadie lo sabe…Es hasta el final el pelotero de la política para conseguir espacios institucionales para una supuesta disputa “desde adentro” en la universidad.

La juventud del PTS, sin hacer acuerdos oportunistas ni moderando sus reclamos y acciones ante las autoridades, ha jugado un rol destacado y creciente en las principales luchas del movimiento estudiantil argentino desde los años ´90. Impulsando la realización del encuentro nacional de estudiantes del ´95 en Córdoba, las interfacultades del ´99,  y del 2005 contra la Ley de Educación Superior, la asamblea interfacultades en la toma de Medicina el 2010 en La Plata y las masivas inter-estudiantiles que se lograron para que triunfaran los reclamos de los estudiantes de Capital Federal, que en el 2010 tomaron facultades y colegios. Además hemos sentado nuevas experiencias de conducción en los centros de Sociales y Filosifía y Letras de la UBA, Bellas Artes de la Plata y el Cehum de Bahía Blanca, democratizando la gestión de los servicios, poniendo en pie asambleas y cuerpos de delegados, desarrollando debates, estando ante cada lucha del movimiento obrero y manteniendo una total independencia política de las autoridades, el gobierno y la oposición patronal. El debate tiene que ver con que centros y federaciones necesitamos para poder disputar verdaderamente la universidad y transformarla radicalmente.

El estado es también un terreno de disputa???

Los compañer@s del FPDS nos critican que vamos a la universidad sólo para organizar estudiantes que luego se “vayan” al movimiento obrero. Más allá de que ellos también realizan actividades en barrios con compañeros de la universidad, nos parece que desde acá se desprende otro debate sobre las perspectivas de lucha de cara al poder estatal. Creemos que la política del FPDS de unir su militancia en barrios, universidades, cárceles, movimientos indigenistas y culturales en función de crear poder popular para disputar al estado determinadas áreas de influencia, e incluso supliendo al estado frente a la miseria en los barrios con  comedores y alfabetización es impotente frente a los desafíos que nos esperan a todos aquellos que queremos transformar esta sociedad. Como se demostró durante la toma del Parque Indoamericano, donde el FPDS apostó a la mesa de negociación donde el gobierno hizo falsas promesas y no pudo contrarrestar la influencia de los punteros kirchneristas, que llevaron la lucha a la derrota.

Estamos convencidos que no será disputando dentro de este Estado como se podrán solucionar los profundos problemas de las masas populares, sino unificando sus luchas alrededor del poder de los trabajadores que hacen funcionar el país.
Ir día a día a las puertas de las principales empresas, para ayudar a organizar el sindicalismo de izquierda y a multiplicar la fuerza de la corriente político-sindical Nuestra Lucha es un orgullo para la juventud del PTS y queremos que la tomen en sus manos miles de estudiantes. Además, efectivamente es necesaria una sólida unidad obrero-estudiantil ¿Qué hubiese sido de Zanon sin la resistencia de los estudiantes del COMAHUE y la población del Alto Valle frente a cada desalojo? ¿Se hubiera vuelto un conflicto “social” y “nacional” el de los trabajadores de Kraft sin los estudiantes cortando las calles de Capital Federal y sin los barrios cortando los puentes que conectan las principales ciudades? Estos ejemplos , son símbolos que muestran una idea estratégica enorme, que es que en la Argentina no habrá revolución, ni cambio social, sin poner en pie una alianza de clase entre los trabajadores (ocupados y desocupados), la juventud universitaria y secundaria y los miles que habitan las principales barriadas del Gran Buenos Aires y el país. La izquierda partidaria y la izquierda independiente tenemos por delante enfrentar en común los ataques y las persecuciones que el gobierno kirchnerista ya está anunciando, atacando si o si el poder de la burocracia sindical, las policías provinciales y de los punteros, las tres patas sobre las que se sostiene su dominación.

1.- Ex-consejera superior estudiantil por la Facultad de Bellas Artes Universidad Nacional de La Plata. Dirigente de la Juventud del PTS.

2.- Militante de la agrupación Tesis XI de la Facultad de Humanidades, UNLP. Dirigente de la Juventud del PTS.

3.- Consejero directivo estudiantil de la Facultad de Bellas Artes, UNLP, Contraimagen-Juventud del PTS.

Publicado en Actualidad, Debates, Juventud | Etiquetado | 2 comentarios

Conflicto en ARBA La Plata| ¡Basta de trabajo precario!

Juventud PTS

Hace más de veinte días, decenas de jóvenes trabajadores del Call Center de ARBA en La Plata dijeron “¡basta!”, y se pusieron de pie para reclamar el fin de las pasantías, mantener la continuidad laboral y exigir el pase a planta de todos. Con asambleas resolutivas, votando cada paso en forma democrática y llevando adelante medidas de acción directa como cortes y movilizaciones, los compañeros empezaron a dar pasos en esta pelea.

La mayoría son jóvenes estudiantes avanzados de Derecho y Económicas que entraron a trabajar bajo el régimen de pasantías por un convenio entre las Facultades de la UNLP y ARBA.

La Agencia de Recaudación tributaria de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) tiene a jóvenes trabajando como mano de obra barata durante años, como nos decía una compañera recibida de Derecho que hace más de un año está ahí: “hacemos lo mismo que los trabajadores de planta y cobramos la mitad, $1900”. Incluso los pelotean a la hora de renovarles la obra social: “después de dos días de piquete conseguimos la obra social de nuevo, después de estar 3 meses sin ella”.

Luego de estas semanas de paro con movilizaciones semanales al Ministerio de Economía, los compañeros consiguieron un compromiso de incorporar a planta transitoria a doce y recontratar con un convenio miserable a nueve más, entre ellos varias trabajadoras embarazadas, que los compañeros definieron en asamblea privilegiar si se conseguían lugares en planta. Sin embargo, como ellos mismos dicen, esto no significa que se terminó: la perspectiva es “seguir luchando junto con los compañeros que pasen a planta, en medio de las paritarias, yo creo que lo vamos a conseguir”.

ARBA: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago
Días atrás ARBA lanzó el operativo “Verano 2012” en Mar del Plata, anunciado con bombos y platillos por su director, Martín Di Bella, para “exigir cuentas claras, buscar a los morosos y luchar contra el trabajo en negro”.

La paradoja: el ente recaudador que está recorriendo la provincia para hacer “cumplir con el deber de ser un buen ciudadano” y la facultad de Derecho que enseña a sus estudiantes a “cumplir con la ley” (en este caso laboral), son los patrones de la precarización de la juventud.

El gobierno de Cristina viene haciendo bandera de los derechos que gozan los trabajadores del Estado. Sin embargo situaciones como ésta hay por miles. Jóvenes precarizados laburando en pasantías miserables en ministerios y despachos. El régimen de pasantías sirve para conseguir -encubierta detrás de un supuesto aprendizaje- mano de obra barata, en donde los jóvenes no aprendemos nada relativo a nuestras carreras u estudios. Los únicos que ganan en este negocio son el gobierno provincial de Scioli y las autoridades de las facultades. Por ejemplo Derecho cobra $400 por cada estudiante que ingresa al ARBA. Por eso hoy se pronuncian en contra de la eliminación de las pasantías, porque les significa perder este “ingresito” extra.

Este año arrancó con recortes de presupuesto en varias provincias del país, como vimos en Santa Cruz y Río Negro. El gobierno está demostrando que no va a dudar en realizar ajustes y golpear a los trabajadores. Luchas como la de los jóvenes de ARBA son un anticipo de lo que se viene. Las paritarias serán un escenario seguro de conflicto para romper los topes salariales. En este marco se hace imprescindible la unidad entre los trabajadores efectivos y los contratados. Para que los planes de ajuste no pasen es necesario la lucha codo a codo.

En este sentido es muy importante el rol de los sindicatos. Hasta ahora ATE viene siendo parte de este conflicto, participando y dando cobertura gremial a las medidas votadas por los trabajadores. Este año que comienza, con tarifazos, ajustes y topes a los aumentos salariales, pone a la orden del día que ATE convoque a un plenario de delegados y activistas de base para definir un plan de lucha por todas las reivindicaciones.

Desde la Juventud del PTS, junto a los compañeros de la Lista Marrón Clasista de estatales, venimos interviniendo activamente en el conflicto llevando nuestra solidaridad y participando en todas las medidas de lucha. Si hay algo que los jóvenes trabajadores entienden es que “nadie nos va regalar nada, y que todo se consigue con la lucha”. Es necesario seguir llenando de solidaridad el conflicto. Sindicatos, Comisiones Internas y organizaciones estudiantiles como los centros de estudiantes y la Federación Universitaria de La Plata (FULP) tienen que brindar su apoyo para que los trabajadores de ARBA triunfen.

Publicado en Actualidad, Juventud, Movimiento obrero | Deja un comentario

¿Falso positivo?

Walter Moretti

Casi en un abrir y cerrar de ojos, el carcinoma papilar detectado en la tiroides de CFK ha desaparecido pero no por la virtud del cirujano del Opus Dei. Ahora, parece que nunca existió.

En una columna de La Nación, Nelson Castro denuncia que desde un principio existía un diagnostico de una especialista en células que planteaba que no está del todo clara la existencia de un tumor y que por lo tanto habría cuestionado el anuncio por considerarlo apresurado.

 

 

Entonces. Estamos ante una operación política consciente del gobierno para tapar el “cambio de canal” que viene ganando en velocidad y en profundidad a través de anuncios de ajustes y tarifazos?

Conociendo el paño de los K, nada de esto se puede descartar.

Pero más allá de la existencia o no del “uso político” de la “enfermedad” de la presidenta, la actual explicación de que la supuesta confusión estuvo alimentada por la anómala existencia de un “falso positivo” roza mucho con la política. Todo suena bastante Falso y está por verse si termina siendo Positivo para la propia presidenta.

Nelson Castro centra su crítica en los médicos de la Unidad Presidencial (entablando una lucha de colegas) a los que termina responsabilizando de haber realizado un verdadero papelón.

No cabrían dudas que el equipo médico de CFK parece bastante amateur. ¿Pero el papelón no es también del gobierno?

Veamos.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Una mancha más al tigre

Juan C. Ferre. Médico (Hospital San Martín, La Plata)

El reciente escándalo desatado por la muerte de 14 niños que formaban parte de una investigación de Laboratorios Glaxo muestra las consecuencias inevitables de un sistema que permite hacer negocio con la salud (y la enfermedad) de las personas. Un vistazo sobre la industria de los medicamentos.

La muerte de 14 niños que habían sido reclutados por los investigadores del Laboratorio GlaxoSmithKline (GSK) para probar una nueva vacuna pone de manifiesto cuáles son los verdaderos intereses que persigue la industria farmacéutica.

El incidente Glaxo

El laboratorio GSK comenzó a probar una vacuna contra el neumococo, una bacteria que ocasiona principalmente neumonía y otitis. No es la primera en su especie, sino que existen en el mercado distintas vacunas contra el neumococo que se han ido perfeccionando con el tiempo y el advenimiento de nuevas opciones. El mercado al que apunta este producto médico no es un sector pequeño en la economía, sino un terreno fértil para los negocios capitalistas. En otra ocasión nos hemos referido al negocio de la vacuna antigripal y la pandemia de gripe A. La vacuna antineumocócica está incluida en el calendario de vacunación de Argentina, así como de otros países, por lo que en el caso de establecerse como la opción más eficaz, desbancando a sus versiones más viejas, representaría una fuente dorada de ganancias. En este contexto, la avidez de lucro ha llevado a GSK a cometer graves irregularidades en la investigación de la nueva vacuna. Los requisitos éticos y legales para resguardar la integridad de los individuos sujetos a un protocolo de investigación han sido severamente incumplidos, con el agravante de que se trata de una población de 14.000 bebés la que fue sometida a este experimento. Entre otras faltas, se han ingresado pacientes al estudio sin la autorización de sus padres -incluso en contra de su voluntad-, han faltado verificaciones de su correcto estado de salud, no se registraron adecuadamente los efectos adversos, y hasta se ha hecho firmar el consentimiento informado a la abuela analfabeta de uno de ellos. Según  El País, unos 400 médicos y otros profesionales cobraban 380 euros por cada niño vacunado.

Luego de terminada la investigación se conoce que 14 de estos bebés fallecieron, y aunque no se ha establecido una relación causa-efecto entre la vacuna y estas muertes, los requisitos bioéticos y legales para evitar un daño sanitario a la población han sido violados de manera flagrante.

La Declaración de Helsinski y otras regulaciones burguesas

A partir de las aberraciones cometidas por el régimen fascista alemán antes de concluida la 2da Guerra Mundial, y como conclusión de los juicios de Nuremberg, se publica el Código de Nuremberg (1947) para regular la investigación en humanos. La mayoría de sus puntos fueron tomados más tarde en una declaración promulgada por la Asociación Médica Mundial, la Declaración de Helsinki, inicialmente publicada en 1964 y enmendada en repetidas oportunidades (1975, 1983, 1989, 1993, 2000, 2002, 2004, 2008). En este texto se proponen una serie de normas éticas que deben regir la investigación en humanos y servir de guía para las legislaciones de cada país en esta materia, pero no posee carácter vinculante. Entre otros puntos, se insta a priorizar la vida y la salud de los sujetos investigados por encima del interés sobre los objetivos de la investigación, se exige el consentimiento a participar en el estudio por parte del paciente -o de la persona a cargo, padres, tutores- y se propone que toda investigación en poblaciones vulnerables (pobres, menores, embarazadas) debe realizarse únicamente si se busca una respuesta a un problema concreto de salud prioritario de esta población. Algunas de estas sugerencias ni siquiera son tomadas en cuenta a la hora de realizar las investigaciones. Sólo por tomar el último caso, deberían detenerse el 80% de los ensayos clínicos que actualmente se realizan en Argentina para sacar al mercado medicamentos que los mismos participantes no van a poder comprar. Pero sin importar si se cumplen o no, estas normas se revelan absolutamente inútiles frente a la codicia avasalladora de la industria farmacéutica y son una muestra clara de que, en última instancia, la finalidad de todo el andamiaje jurídico internacional es asegurar la ganancia de las empresas de este tipo.

Los Estados nacionales, aunque siempre al servicio de las grandes empresas, han jugado a lo largo de la historia distintos roles: como mínimo, asegurando condiciones propicias para la investigación y el lucro privado, y, en ocasiones, tomando en sus manos la parte más sucia del trabajo, como en el tristemente célebre experimento Tuskegee. En esta ocasión, el Servicio de Salud Pública de EEUU sometió a casi 400 individuos afroamericanos con sífilis a su libre evolución, sin tratamiento, entre los años 1932 y 1972.[1] Un brazo de este estudio se realizó en Guatemala y consistió en la inoculación voluntaria de la bacteria de la sífilis a individuos sanos.

La investigación clínica ¿al servicio de quién?

La Investigación y Desarrollo (I+D) de nuevos medicamentos es señalado por los laboratorios farmacéuticos como el principal destino de las ganancias recaudadas en base a la venta de sus productos. Por esta razón –sostienen- es indispensable respetar la vigencia de los derechos de patentes, gracias a los cuales el laboratorio que desarrolla una nueva droga goza de exclusividad en su comercialización durante unos diez a quince años. Esta prerrogativa les permite fijar precios que superan varias veces los costos de fabricación. Lo cierto es que sólo un porcentaje menor de los dividendos se asignan a la investigación, mientras que el doble o, incluso, el triple de esta suma se invierte en publicidad.[2] Por otro lado, los defensores de la comercialización de fármacos a precios discrecionales argumentan: “sin ganancias, no hay investigación y desarrollo; la ciencia no avanza“. Ahora bien, cuando la industria farmacéutica investiga y desarrolla, ¿qué busca? ¿Acaso busca soluciones para los problemas que sufre la gran mayoría de la población?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que sólo el 10% de los recursos asignados a I+D apuntan a resolver los problemas de salud del 90% de la población mundial. Por otro lado, de los 1035 medicamentos que se aprobaron en EEUU entre 1989 y 2000 sólo 153 fueron innovadores en dar respuesta a enfermedades que previamente no tenían tratamiento o cuyo tratamiento no era tan efectivo.[3] El resto de los fármacos aprobados respondieron simplemente a una estrategia para captar parte del mercado de drogas existentes. Es decir que no buscaban resolver ningún problema de salud. Para que quede claro: el objetivo de la industria farmacéutica es obtener ganancias, y hacia eso dirige toda investigación. Si alguien más obtiene algún beneficio de este proceso -por ejemplo, los pacientes- es secundario.

El negocio de los medicamentos

Con US$ 43.970 millones de facturación global, GSK es considerada la segunda mayor empresa farmacéutica del mundo después de Pfizer. En la Argentina el laboratorio facturó $ 375 millones en 2009. De estos números se desprende rápidamente que la multa de 400 mil pesos impuesta a la multinacional es una suma risible para un gigante como GSK.

En los últimos años se ha observado un aumento drástico de los ensayos clínicos que las multinacionales farmacéuticas realizan en Sudamérica, India y África. Este viraje responde a una menor regulación y a la facilidad para reclutar pacientes, lo que permite sacar a la venta los fármacos rápidamente y a bajo costo. En los hechos, es una forma de colonialismo económico llevado a cabo por las multinacionales imperialistas.

Según una publicación del popular blog estadounidense Business Pundit, la industria farmacéutica a nivel global recauda 700 mil millones de dólares anuales. La salud se ha convertido en un motín del negocio privado y la enfermedad genera ganancias. Una población sana no consume medicamentos ni exámenes complejos –y caros-. Una población plagada de enfermedades –si son crónicas mejor- es una fuente de lucro inagotable. Por eso nadie se preocupa por prevenir las enfermedades. Porque el negocio está en tratarlas. Y cuando se deja que el capital dirija la distribución de recursos en salud suceden las aberraciones inhumanas que vemos hoy en día. Los 2,5 millones de niños que mueren anualmente por enfermedades relacionadas con la pobreza, mientras los dueños de los laboratorios se enriquecen vendiendo medicamentos a precios irrisorios. El millón y medio de enfermos de Chagas en Argentina sin tratamiento efectivo. Los ejemplos sobran. El reciente episodio con el laboratorio Glaxo no es más que un reflejo de un modus operandi. No es una excepción, sino la regla.

Para que las innovaciones en medicamentos respondan verdaderamente a las necesidades de los amplios márgenes necesitados de la población, los trabajadores y el pueblo pobre, es necesario que la industria farmacéutica esté en sus manos. No se puede permitir el lucro a costas de la enfermedad. Debemos levantar un programa de expropiación de todos los laboratorios y las empresas de medicina privada, prepagas, clínicas y sanatorios. La producción de medicamentos debe ser absolutamente pública, al igual que la investigación, dirigida a las necesidades de los trabajadores y el pueblo. Se debe poner en pie un sistema único y universal de salud con atención de calidad para todos sin distinción de clase.

De la misma manera, la única forma de combatir las enfermedades generadas por la pobreza, la desnutrición y la indigencia es eliminando este sistema de explotadores y explotados. La lucha contra la pobreza debe ser la lucha contra el capitalismo.


[1] Bad Blood: The Tuskegee Syphilis Experiment, James H. Jones, expanded edition (New York: Free Press, 1993)

[2] Barros, Augusto Cabral de; Las políticas farmacéuticas, ¿al servicio de la salud?, Brasilia, UNESCO, 2004, p. 33-34.

[3]  Ugalde A, Homedes N. Medicamentos para lucrar. La transformación de la industria farmacéutica. Salud Colectiva. 2009;5(3):305-322

Publicado en Actualidad, Salud | Deja un comentario

Muchas leyes un mismo Fin

Con algún retraso, reproducimos un artículo de un nuevo blog amigo de La Plata, Alterando la calma

Allá por el 2 de septiembre de  1878 (sí hace bastante) se da la primera huelga en la Argentina. Son los obreros tipográficos, los que plantan el primer hecho de resistencia de los trabajadores enfrentando tanto a los terratenientes como a las patronales extrajeras y nacionales.

Frente a esto y en respuesta  a  todo un  movimiento huelguístico, los sectores dominantes impulsan dos leyes: “La ley de Residencia” (en 1902) que le permitía al gobierno de turno expulsar del País a cualquier inmigrante que participara de las huelgas. Y después “La ley de Defensa Nacional” (en 1910), donde avanzan en prohibir la propaganda de izquierda, las realización de reuniones y hasta el uso de Banderas rojas!

Todo este paquete de leyes antipopulares vino acompañado como es de costumbre, con grandes represiones tanto de las policías, como de bandas armadas atacando toda movilización o huelga.

Pero volvamos al tema “Legal”, mucho mas cerca en el tiempo, mas precisamente en  enero de 1974, el gobierno del Gral. Peron, también reafirma una nueva ley, la “Ley Represiva” que busca darle mas poder represivo al estado, en ese caso en respuesta a toda la ola de levantamientos desde las fabricas (con tomas de plantas inclusive), que se venían dando desde el 69’ con  el Cordobazo como uno de levantamientos mas importantes.

Y así llegamos hasta hoy, a días de comenzar su segundo mandato el gobierno Cristina reafirma la ley presentada allá por 2007, la “Ley Antiterrorista” con la excusa de combatir el terrorismo, el narcotráfico y el lavado de dinero, es un avance clarísimo sobre  nuestros derechos, nuestras organizaciones y nuestras medidas de lucha. Esta ley duplica las penas máximas o mínimas a los que “Aterroricen al Pueblo” o “Obliguen a Autoridades Nacionales o Internacionales a realizar algún acto”.

Entonces quienes se levanten ante los nuevos Tarifazos (como la suba del boleto de los Subtes) serán Terroristas, quienes se planten ante despidos y suspensiones (como los tantos despedidos estatales en Río Negro o los que vendrán en las Automotrices) serán Terroristas, quienes ahora que comienza el año quieran que sus sueldos aumenten a la par de lo que aumenta todo serán Terroristas, y así con todos los que no quieran aceptar pagar los platos rotos dela Crisis Internacional que mas temprano que tarde llegara a nuestro país. O nos vamos a quedar sentados viendo como nuestros sueldos se van de nuestras manos cada ves mas rápido, o como nos aumentan la edad para jubilarnos (como intentaron en Santa Cruz con los docentes).

Después de recorrer 3 momentos históricos diferentes, pudimos ver como los distintos Gobiernos (mas allá de cual sea su discurso), de ultima terminaron siendo fieles a sus intereses, que son los de los empresarios y los grandes grupos económicos. Ellos siempre tienen sus planes, y utilizan sus leyes para acallar y judicializar la protesta social, sin perder la costumbre de mandar la policía o la gendarmería o la prefectura o lo que ande cerca con un bastón en la mano. Históricamente los trabajadores resistieron de manera increíble ante estos ataques, hoy debemos estar a la altura, y organizar todo tipo de actividades y campañas para exigir la anulación de la “Ley Antiterrorista”, como también el fin de la persecución de los trabajadores que no quieren bajo ningún punto de vista quedarse callados y quietos mientras sus vidas se van al tacho.

Kito.-

Publicado en Historia, Movimiento obrero | Deja un comentario

Ningún ajuste de cuentas o riña | Tres militantes del FPDS fueron asesinados

COMUNICADO DE PRENSA

Ningún ajuste de cuentas o riña | Tres militantes del FPDS fueron asesinados. Inmediato esclarecimiento del crimen de los compañeros Rosario

(PTS Santa Fe, 02/01/2012) Nos ha llegado hoy la lamentable noticia del asesinato artero de 3 compañeros del M26 y el FPDS de Rosario, masacrados en los festejos de fin de año. Así como les expresamos a los compañeros del FPDS telefónicamente apenas conocimos esta terrible noticia, en este momento de dolor queremos acercarles nuestra mayor solidaridad y bronca, reafirmar que como siempre el PTS estará a entera disposición para impulsar la movilización unitaria por el esclarecimiento del asesinato, como así también exigir el castigo a los responsables materiales como institucionales, ya que difícilmente un ataque de estas características no cuente con anuencia y complicidad policial.

02/01/2012

Contacto:

ptssantafe@gmail.com

www.pts.org.ar 

Octavio Crivaro: 3413269037

Sebastián Tudino: 3415648679

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Sobre la crisis política en Santa Cruz

El intento de un ataque noventista por parte del gobernador Peralta (y también en principio apoyado por “La Cámpora” comandada por el propio Máximo Kirchner) desato una fuerte crisis política en la provincia de Santa Cruz 24 horas después de que CFK firmara con 17 gobernadores una prórroga de dos años para las deudas que mantienen dichas provincias con la Nación. A cambio de la reducción de los pasivos, el gobierno nacional impuso la condición de controlar directamente los déficits provinciales. Desde el propio gobierno de CFK informaron que dicha medida esta a tono con la “sintonía fina”, o ajuste fiscal, que busca para toda la administración pública nacional.

Llamativamente, Santa Cruz (a pesar de recibir una ayuda anual de 500 millones anuales para cubrir parte de los casi 2 mil millones de déficit sobre un presupuesto provincial de algo más de 5 mil) no solo no fue parte del “Fondo de desendeudamiento” firmado por 17 gobernadores, sino que en el día se “adelanto” para aplicar un verdadero paquetazo neoliberal  que contenía leyes que iban desde el ajuste del gasto público, el dictado de la emergencia económica (la primera desde 1991) y previsional por un año, elevación en la edad jubilatoria y en los aportes personales y patronales y hasta la suspensión de las paritarias.

La movilización de los estatales no se hizo esperar, tampoco los enfrentamientos con la policía a que a esta hora cuenta con 15 de los 22 heridos. La irrupción de los trabajadores no solo obligaron a la suspensión de la sesión legislativa convocada para aprobar el paquetazo sino que abrió una importante crisis política marcada por la renuncia de gran parte del gabinete de Peralta (unos 15), el Jefe de Policía y la ruptura de los legisladores que responden a “La Cámpora” y que hasta hace 24 horas consideraban necesarias las medidas restrictivas para sanear las finanzas públicas de Santa Cruz. Según informa también la propia Agencia de Noticias OPI, “nadie desconoce que el paquete de medidas impulsadas desde el Ejecutivo Provincial fue a instancia del propio gobierno nacional”.

¿CFK intentó utilizar su fortaleza actual para utilizar su propio terruño para marcar el camino del ajuste fiscal al resto de las provincias? Muy seguramente así haya sido, pero termino yéndose por fuera de la relación de fuerzas (aspiraciones no es igual a un cheque en blanco) abriendo una primera crisis política en su nuevo mandato, en su propia provincia, que muy posiblemente se lleve puesto al gobernador que hasta la campaña compartía las marquesinas electorales con la propia CFK.

También el gobierno de Río Negro anuncio el pase a disponibilidad de 20 mil empleados provinciales. Otra muestra que la “sintonía fina” parece convertirse en un cambio de canal donde los trabajadores estatales parecen estar en la mira.

Walter Moretti

Publicado en Actualidad, Movimiento obrero | 2 comentarios

Egipto: Elecciones, represión y la analogía con los ´70 en Argentina

Envalentonado con el significativo apoyo popular al amañado y fraudulento proceso electoral (legalizado por la participación de los Hermanos Musulmanes que ubicados lejos de la resistencia en Tahir parecen ser los ganadores en dichas elecciones), en los últimos tres días, el régimen egipcio y sus FF.AA han apuntado sus armas contra los heroicos manifestantes que venían ocupado masivamente la emblemática Plaza Tahir; la principal posición ganada por el proceso revolucionario egipcio que al día de hoy ya ha desarrollado dos episodios casi  insurreccionales que involucraron a amplios sectores de masas y que ha dejado decenas y decenas de muertos. La represión de los últimos tres días ha provocado 10 nuevas muertes, más de 500 heridos y unos 200 detenidos.

Imagen

Así las cosas, las elecciones y la represión a sangre y fuego en la Plaza Tahir se intentan prefigurar como una política para atacar, y separar a las masas  de la vanguardia. A las primeras se la intenta desviar con la zanahoria de las elecciones y de esa forma aislar y derrotar a la vanguardia que mantiene la posición conquistada. Pero el cumplimiento de este objetivo está por verse; el gobierno interino y las propias FF.AA sufren un creciente repudio de las masas que ya no lo ven a las FF.AA como los “amigos de la revolución” sino, como voceaba un manifestante en medio de la represión de ayer, son más claramente los agentes de la contrarrevolución que solo tienen para entregar engaños y palos mientras la crisis internacional acrecienta la miseria provocada por el brutal encarecimiento de los alimentos producto del aumento de las materias primas; además de los bajos salarios y de la total falta de alguna perspectiva que valga la pena ser vivida para la juventud.

Como forma de entender el proceso revolucionario egipcio, como un proceso posiblemente de larga duración que atraviese avances, triunfos; derrotas y retrocesos es que comenzamos a hacer una analogía, con todos los limites que tienen las propias analogías, con el proceso revolucionario iniciado en la Argentina con el Cordobazo de 1969, y que luego de pasar por distintos momentos, termino con la sangrienta derrota bajo la bota de la dictadura militar iniciada con el golpe de 1976  que llevo al terrorismo de Estado y a los 30 mil desaparecidos.

La actual situación en Egipto, donde el gobierno interino de Kamal Ganzury y la Junta Militar encabezada por el Mariscal Tantaui intentan desviar a las masas con el proceso electoral en busca de una transición ordenada mientras a la vez ataca salvajemente a la vanguardia reunida en la Plaza Tahir, hace recordar, volviendo a la analogía argentina, a la situación vivida a partir de los años 1971-72. En esa oportunidad, luego que la oleada de semiinsurrecciones que puso en retirada a las dictaduras de Ongania, primero, y la de Levingston, después, Lanusse puso en marcha el retorno de Perón y el Gran Acuerdo Nacional como forma de desactivar el proceso revolucionario abierto en el Cordobazo. Esta política, mientras por un lado, buscaba explotar las ilusiones de masas en la vuelta de Perón, por otro se lanzaba a la derrota de la vanguardia atacando a punta de fusil, ocupando con tanquetas las plantas de FIAT y proscribiendo los sindicatos clasistas cordobeses del Sitrac-Sitram y encarcelando a sus dirigentes. A la vez que perpetraba la Masacre de Trelew. De esa forma, a través de la separación de las masas de su vanguardia, lograban desviar el primer momento del proceso revolucionario iniciado en el 69 pero más allá que el mismo renacería  con el Villazo y con el fracaso del Pacto Social impuesto por Perón como parte de la crisis económica internacional que recién comenzó a impactar en la Argentina a partir del año 74;  con aquel desvío la burguesía logro ganar un tiempo precioso que luego pesara en el resultado final del proceso revolucionario

A diferencia de la Argentina, en Egipto no se vislumbra una figura de la talla de un Perón que despierte grandes ilusiones en las masas y que garantice su desvío; además la histórica crisis capitalista actual motoriza al proceso revolucionario desde su mismo comienzo.

Para frenar la represión hace falta la organización de la autodefensa para defender la posición conquistada en la Plaza Tahir y avanzar en la alianza de los manifestantes que la vienen ocupando con la fuerte clase obrera egipcia que viene haciendo una gimnasia de organizar sindicatos independientes y que ya mostro su poderío inclinando decisivamente la balanza para echar a Mubarak. Es tiempo de comenzar a soldar la alianza obrera y popular y que esta de nacimiento a sus propios organismos de combate para llevar al proceso revolucionario iniciado en Egipto al triunfo. Para ello es más necesario que nunca ir forjando al calor de los combates una dirección revolucionaria cuartainternacionalista.

Walter Moretti

Publicado en Actualidad, Egipto, Historia, Internacional, Medio Oriente | 1 Comentario

¿EL PRIMER ACTO DE UNA “GUERRA DE POSICIÓN” ENTRE SCIOLI Y LOS K?

PALOS A MILITANTES DE “LA CAMPORA” Y AUTOCUARTELAMIENTO POLICIAL

Las 10 horas de autocuartelamiento (y el estado de alerta que aún se mantiene) de alrededor de 200 integrantes de la División de Infantería de la Policía Bonaerense de distintos puntos del Conurbano que se “autoconvocaron” en defensa de los 6 uniformados desafectados de la fuerza a raíz de la represión a militantes de La Cámpora durante la ceremonia de jura de Scioli el lunes pasado, se ha convertido en la primera crisis política del gobernador a tan sólo 48 horas de su asunción.

La represión sufrida por los militantes de “La Cámpora” en los pasillos de la Legislatura provincial no fue un hecho casual, ni tampoco una mera disputa por la ocupación de los balcones ocupados de ante mano por los seguidores de Scioli. Es el primer acto de las tensiones producidas por el avance del cristinismo en la provincia; ofensiva que no sólo enfrenta a Scioli (más allá de su sumisión acrítica al mejor estilo del verdadero Héctor Cámpora) sino también a los dos pilares del verdadero poder provincial: la Bonaerense y al pejotismo encarnado por los Barones del Conurbano.

Desde mediados de año el kirchnerismo impuso a Mariotto como Vicegobernador, copó las listas de legisladores e impuso a los “soldados de Cristina” en los cargos de envergadura en las dos cámaras de la Legislatura (entre ellos, el “camporista” José Otawis se convirtió en vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial). Pero no sólo esto, el cristinismo también logró imponer la salida del ex Jefe de la Bonaerense, Paggi, colocando en su lugar a Hugo Matzkin, un comisario dilecto de León Arslanian, lo que permitió que Nilda Garre no sólo ponga un pie en la Bonaerense sino también enfrentar al propio ministro Casal.

Ante este cuadro de situación, el autocuartelamiento policial ocurrido en el día de ayer, el más importante en la historia reciente de la provincia, asomó como una acción abierta de desacato contra  Scioli y Casal que algunos señalan como fogoneada por el propio kirchnerismo. Independientemente de esto, los K utilizaran este hecho para disciplinar a Scioli. No es casualidad que Marcelo Sain, legislador provincial de Nuevo Encuentro haya salido rápidamente a pedir la separación del Ministro de Justicia y Seguridad. Ahora Scioli queda frente a la opción de ceder al reclamo policial, lo que lo llevaría a una derrota o mantener las sanciones a los uniformados a costa de que se extienda la protesta policial y que se profundice la crisis actual.

Pero más allá de la resolución que tome esta crisis, las ansias de los K de debilitar a Scioli como uno de los posibles sucesores de CFK va a ser sin duda alguna fuente de nuevos sacudones y enfrentamientos en esta “guerra de posiciones” que hoy acaba de vivir el primer acto en el territorio bonaerense  que a su vez anticipan el peso que seguirán cobrando  las internas de la Bonaerense  en las disputas políticas del PJ. Los trabajadores provinciales tenemos que aprovechar esta crisis por arriba para desarrollar nuestra movilización contra el ajuste que prepara Scioli en la estructura provincial y en momentos en que termina de anunciar su negativa a otorgar el plus salarial que habían anunciado semanas atrás.

Walter Moretti

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario